5 señales de que debes convertirte en un trabajador remoto

A menudo, y sobre todo con la irrupción absoluta de la tecnología en nuestras vidas, el trabajo tradicional de oficina se ha ido convirtiendo cada vez más aburrido, más cansador y más estresante. La gran alternativa para muchas de las personas que se sienten así, ha sido el trabajo remoto. ¿Quieres saber si tú también deberías convertirte en uno? Si registras alguna de estas señales en tu vida, ¡es probable que sí!

Viajar hacia la oficina te estresa cada vez más

Gran parte de los trabajadores debe viajar, en promedio, treinta minutos para llegar a su trabajo, ya sea en auto particular o en transporte público. Si bien depende de cómo sean los servicios en cada ciudad, este viaje, todos los días durante todo un año, se puede convertir en un gran estrés.

Si sientes a menudo que desplazarte para llegar al trabajo se ha convertido en una cuestión molesta para ti, y que te genera escozor de solo pensarlo, posiblemente sea una señal de que necesites un trabajo desde la comodidad de tu hogar, o en una oficina que elijas tú mismo. ¿Te lo cuestionaste alguna vez?

Quisieras más tiempo libre (y de calidad)

Las rutinas diarias de trabajo, las largas horas en una oficina cerrada, los jefes que te piden horas extras y los ambientes de trabajo tóxicos, no dejan que la vida de una persona se desarrolle con normalidad. Ni siquiera en los momentos libres, dado que toda la carga emocional de la semana se traslada a esos instantes que deberían ser de relax, de ocio y de compartir con las personas que más quieres.

Si a menudo tienes el deseo de pasar más tiempo para jugar con tus hijos o quisieras más horas para poder hacer tu deporte favorito, es muy probable que algo en tu ADN te esté indicando que necesitas pasarte a la modalidad de trabajo a distancia.

Amas la tecnología y no le temes a los nuevos desafíos

Si eres una persona que constantemente está chequeando cuáles son los nuevos avances tecnológicos, sabes manejar con facilidad las plataformas, y además te gusta plantearte siempre nuevos y arriesgados desafíos, el trabajo remoto te está llamando.

Aquellos hombres y mujeres que están a la búsqueda de nuevas experiencias en su área laboral, que les gusta superarse día a día, y que no le temen a los avances de la era digital, son aquellos que están listos para dar el próximo salto.

No te gustan las clásicas políticas de oficina

Los trabajos tradicionales de oficina están llenos de políticas que muchas veces, y sobre todo teniendo en cuenta el moderno contexto actual, resultan ridículas. Tener que colocarse traje y corbata a diario, los horarios exageradamente extensos, las reuniones periódicas pero poco productivas, suelen ser algunos de los indicadores que te marcan que estás buscando nuevos rumbos. Si frecuentemente te quejas de las políticas que te exige tu oficina, no por simple gusto, sino que simplemente no ves que colaboran en tu carrera laboral y profesional, posiblemente tengas que virar a esta modalidad. ¿Lo has pensado?

Eres una persona automotivada y curiosa

Como última señal que, muy probablemente, te esté indicando que debes ser un trabajador remoto, se encuentra la automotivación. Si te sientes una persona que todo el tiempo está apostando a sí misma, por sus capacidades, por su profesión, y porque sientes ganas de no estancarse en un solo trabajo para toda la vida, ¡estás listo para ser uno de nosotros!

La automotivación, la curiosidad y las ganas de formarse constantemente en la profesión, serán tus mejores aliados si deseas apostar por la filosofía del trabajo remoto.