7 consejos para crear un equipo remoto

1. Proceso de reclutamiento y selección:

Cuándo decidimos crear un equipo remoto, parte muy importante de su desarrollo es la etapa de reclutamiento y selección. Si necesitas orientación con esto, puedes comenzar leyendo nuestro artículo sobre cómo redactar vacantes que atraigan talentos remotos puede ser de mucha ayuda para ti.

Esta etapa es la base y parte de lo que asegure el éxito del proceso, ya que aquí vamos a elegir a los candidatos que conformarán nuestro equipo, por eso es realmente importante dedicarle tiempo para hacerlo bien, ser específico en la búsqueda y en lo que se requiere del candidato, no sólo de sus habilidades técnicas sino de sus habilidades blandas y capacidades.

Proveer la información y requerimientos específicos del cargo, de forma detallada y concreta es crucial para elevar los niveles de compromiso y satisfacción laboral del equipo dentro de la organización.

2. Publicar la vacante en el lugar adecuado:

Para que el proceso anterior sea efectivo es fundamental que las vacantes sean publicadas en los lugares correctos, en este caso, bolsas de empleos específicamente remotos, como por ejemplo weremoto.com.

3. Promover la política y cultura de la empresa

La cultura de trabajo es más importante que nunca cuando se trabaja de forma remota. Hacer énfasis en la política y cultura organizacional es lo que va a garantizar que el equipo va a estar alineado con los valores de la empresa, que se van a identificar con ellos y por ende que serán excelentes colaboradores.

Gracias a la cultura organizacional, fortalecerás los lazos de identidad corporativa. Además, lograrás proyectar estabilidad y elevarás los niveles de calidad en cada actividad.

4. Profundiza la relación con tus colaboradores

Conocer a cada miembro, es parte del secreto de un equipo de alto rendimiento. Esto nos sirve, principalmente, para entender que cada uno es motivado de maneras diferentes y poder hacerlo según sus valores individuales.

No bases la comunicación con tu equipo, a temas únicamente profesionales. Es importante que te comuniques con ellos también para conocer su estado de ánimo, cultivando de esta manera la  relación personal con ellos, conociendo parte de  su vida personal y aficiones, y permitiendo que te conozcan a ti también compartiendo cosas sobre ti.

Demuestra que te interesas por ellos (no solo como empleados) y nunca dejes de motivarlos.

5. Fortalecer los vínculos de tu equipo

Organizar actividades sociales online, ha demostrado que puede mejorar la productividad a largo plazo porque fomenta la motivación y el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Es un hecho, que hacer pausas durante la jornada laboral minimiza los efectos de la fatiga o del exceso de trabajo. Aún cuando las reuniones en persona, actualmente no son una opción, siempre se pueden encontrar alternativas creativas. Por ejemplo, puedes empezar la mañana compartiendo tranquilamente un café con tu equipo por video chat, o incluso puedes recompensar el buen trabajo de tus empleados con un “happy hour online” al final de la semana.

6. Recompensa el compromiso

Brindar una muestra de agradecimiento, aunque sea mínima, hará que los miembros del equipo se sientan valorados y puede tener un impacto muy positivo. Las gratificaciones o regalos que puedes ofrecer a tus empleados son muchas: desde Gift card para restaurantes o tiendas, hasta descuentos especiales y bonos. Busca los regalos que mejor se adapten a la cultura de tu empresa y  también a tu presupuesto, y definitivamente invierte en ellos.

Las personas permanecen en un mismo trabajo por muchos motivos: puede ser porque aman lo que hacen, porque disfrutan del ambiente de trabajo o porque están bien pagadas. Pero si no perciben reconocimiento a su esfuerzo, empiezan a buscar otro lugar a donde ir. Un empleado feliz es mucho más productivo.

7. Proporcione la tecnología y herramientas necesarias para una buena comunicación

La calidad del trabajo remoto depende de las tecnologías utilizadas. Es fundamental utilizar las herramientas adecuadas para que tu equipo se comunique de forma efectiva y los empleados remotos se sientan parte del grupo. Emplear dispositivos y softwares obsoletos o cuyo funcionamiento no esté claro para los equipos, abre espacio para problemas de comunicación y rendimiento.

Lo adecuado, es hacer un mapeo de cuáles son las tecnologías adecuadas para la ejecución de las actividades, apoyar a los colaboradores en la obtención de los recursos, ofrecer soporte para las obtención y uso y mantener las versiones y licencias actualizadas, para garantizar una comunicación fluída y el correcto seguimiento de las actividades diarias.

Existen algunas herramientas que permiten mejorar la comunicación y mantener reuniones con los empleados:

  • Slack: es un chat que se utiliza para la comunicación diaria con el empleado.
  • Zoom: la herramienta de vídeo que mejora la calidad de las reuniones remotas.
  • HangOuts: esta aplicación de Google combina la función de chat con las videollamadas.
  • Skype: se trata de una buena solución para quienes necesitan mantener reuniones a distancia.
  • Trello: es una herramienta muy popular para facilitar la organización de tareas.
  • GoogleDocs: se trata de una herramienta colaborativa de trabajo intuitiva y eficaz.

Liderar un equipo remoto puede ser retador, pero teniendo claridad en los objetivos, con las herramientas y estructura adecuadas, y siguiendo estos consejos estamos seguros que logrará crear y mantener un equipo remoto que esté feliz de ser parte y con la intención de permanecer, reduciendo los costos que implican la alta rotación de personal, y beneficiando al desarrollo de la empresa.