Trabajo remoto, ¿Temporal o nueva normalidad?

Es real que la pandemia fue el elemento disparador para que una gran cantidad de empresas se dirigieran hacia el trabajo remoto, pero en la actualidad, no solo somos testigos sino protagonistas, de que la forma de trabajar de manera global cambió, tal es el caso de las siguientes empresas:

Nielsen, una empresa de investigación de índices de entretenimiento, está transformando sus oficinas de la ciudad de Nueva York en espacios de reunión para el personal – la mayoría de los cuales siguen trabajando desde casa.

La empresa de reuniones y mensajes en la nube Slack ha dado a sus empleados la opción de trabajar en casa de forma permanente.

Twitter, con sede en San Francisco, anunció en mayo que los empleados podrían trabajar a distancia indefinidamente.

La empresa Coinbase del Área de la Bahía planea hacer del trabajo remoto una estrategia permanente. En mayo del año pasado, el CEO Brian Armstrong anunció que la mayoría de los trabajos serán remotos, aunque pueden ofrecer espacio de oficina para aquellos que lo deseen.

Mastercard por su parte, deja que los empleados decidan cuándo quieren volver a la oficina o si quieren trabajar desde casa indefinidamente.

Incluso cuando las oficinas vuelvan a abrir, la compañía Square permitirá a los empleados la libertad de elegir si prefieren trabajar a distancia.

Enfocando nuestra mirada hacia la región, encontramos varios estudios e investigaciones interesantes, que también apuntan básicamente hacia la flexibilidad.

Según un estudio de Accenture Techvision de 2021, a nivel regional el promedio de las empresas que mantendrán el trabajo remoto es del 60%, mientras que a nivel global esa cifra alcanza un 77%. El mismo informe destaca especialmente los casos de Chile y Argentina, ya que el 88% de los ejecutivos chilenos dice que mantendrán el trabajo remoto de su fuerza laboral, así como el 63% de los ejecutivos argentinos; lo que los posiciona en el podio regional.

 “Estos resultados son muy positivos, ya que significa que Argentina está liderando en un tema fundamental, como es el trabajo remoto. Producto de la pandemia, se ha impulsado el trabajo híbrido (digital + presencial), lo que es muy positivo para generar mayor flexibilidad” explicó Federico Welsh, Director de RRHH de Accenture Argentina.

Welsh concluyó que “la pandemia se ha transformado en una oportunidad para mejorar muchos aspectos de nuestra sociedad y uno de ellos es la forma en que trabajamos. No dejemos pasar esta oportunidad para impulsar lugares de trabajo más flexibles, diversos e inclusivos”.

También, se realizó una encuesta desde  la empresa de servicios de recursos humanos Randstad que refleja que un 47% de los argentinos prefiere un formato mixto, que incluye  oficina y trabajo remoto, como formato ideal y permanente cuando pasen los efectos de la pandemia de coronavirus.

La CEO de Randstad para la Argentina y Uruguay, Andrea Ávila, señaló que la Argentina “acaba de reglamentar parcialmente una ley de teletrabajo que está más orientada a la regulación que al impulso de esta modalidad laboral de gran potencial”.

Esta encuesta nos presenta varios indicadores:

17% elegiría  flexibilidad para cambiar con libertad sus horarios de trabajo.

19% asegura que preferiría seguir trabajando siempre desde su hogar.

6% que se inclina por un formato que le permita elegir cuándo trabajar desde el hogar.

Hay además un 5% que optaría por hacer sus tareas de forma remota desde cualquier sitio.

Y un  6%  sostiene que quisiera volver a sus tareas desde la oficina cuando se levanten todas las restricciones.

Analizando  las estrategias laborales que toman las grandes empresas en estas situaciones, es evidente que el éxito está en la flexibilidad y en generar una cultura de confianza. No queda duda, que actualmente estamos en medio de una revolución laboral,  y nos queda claro, que para que una empresa sea sostenible en el tiempo es necesario que se adapte a las tendencias del mercado.