El ABC de un currículum

El currículum es como tu cédula de identidad cuando de búsqueda laboral se trata, por eso, es muy importante mantenerlo actualizado, prolijo, conciso y presentable.

La mayoría de los candidatos que no pasan a las siguientes etapas, no lo hacen por falta de experiencia o formación, sino porque no han sabido plasmarlo bien en su currículum. Justamente por eso es que es tan importante.

En este artículo queremos darte varios consejos que te ayudarán a armar tu currículum de la mejor manera para captar la atención de tus reclutadores y, además, de los Softwares utilizados para analizar dichos currículums ¿Estás listo?

1. Mantenlo actualizado

Aunque suene obvio, muchas personas no actualizan su currículum tan seguido como deberían. El primer paso es mantenerlo al día.

Apenas hagas algún nuevo curso o sumes alguna experiencia ¡Agregala! Si dejas pasar el tiempo probablemente termines por olvidarte.

2. Agrega tus datos de contacto

De nada sirve rellenar todos los datos profesionales y educativos si te olvidas de agregar cómo contactarse contigo. Agrega tu número de teléfono y tu dirección de e-mail siempre.

Incluso puedes incluir tus redes sociales si así lo deseas y tienes perfiles aptos para ser usados como información extra que sume a lo laboral.

3. Utiliza la cronología de forma inversa

Mucha gente suele poner en primer lugar lo más antiguo para finalizar con lo más nuevo. Sin embargo, es mucho mejor ponerlo de manera inversa.

Comienza con tus últimas experiencias y termina con las más antiguas, así será mucho más fácil de leer, ya que lo más relevante estará el comienzo.

4. Utiliza un diseño simple

No es necesario cargar el currículum de colores y recuadros, cuanto más sencillo y fácil de entender, mejor. En este sentido, evita los párrafos largos y procura que sea lo más legible posible.

5. No sobrepases las dos hojas

Si el CV es demasiado largo, no solo será engorroso de leer, sino que también demostrará que tu capacidad de síntesis no está bien desarrollada.

Lo mejor es que no te pases de las dos hojas. De hecho, si puedes resumir todo en una sola, aún mejor.

6. Acompaña tu CV con una carta de presentación

Aunque a veces no es un requisito obligatorio, siempre es bueno adjuntar junto al currículum una carta de presentación. En ella puedes agregar y desarrollar todas aquellas cosas sobre tu persona que no has podido sumar el currículum en sí mismo.

La carta de presentación es para compartir cuáles son tus intereses, tus aspiraciones y tus fortalezas. Es un gran documento para que conozcan más a fondo tu persona.

7. Revisa tu CV antes de enviarlo

Para asegurarte de que es claro y no tiene, por ejemplo, faltas de ortografía, siempre es bueno, no solo revisarlo, sino también compartirlo con otras personas para que te den su opinión. Muchas veces los demás pueden ver detalles que nosotros mismos ignoramos.

Esto te ayudará a corregir cualquier error antes de que este termine por afectarte negativamente a la hora de enviar tu aplicación.

En resumen, un buen currículum es más que importante para resaltar y darte a conocer ante tus reclutadores. Por eso, se meticuloso y trata de mantenerlo actualizado, claro y correcto. Verás que esto te quitará muchos dolores de cabeza.

Desde WeRemoto te deseamos lo mejor y esperamos que el armado de tu currículum te traiga buenas noticias ¡Adelante!