Cómo mejorar tu desarrollo profesional según tu tipo de Eneagrama

El eneagrama es un modelo de personalidad que ha ganado popularidad en los últimos años debido a su capacidad para ayudarnos a comprender nuestras motivaciones y comportamientos. Cada uno de los nueve tipos de personalidad del eneagrama tiene sus propias fortalezas y debilidades en cuanto al desarrollo profesional. Conociendo tu tipo de eneagrama, podés obtener valiosas ideas sobre cómo mejorar tu carrera y avanzar hacia tus objetivos.

El origen del eneagrama es incierto, aunque se cree que tiene raíces antiguas en la filosofía y las enseñanzas espirituales de varias culturas. En la década de 1970, el psiquiatra chileno Claudio Naranjo desarrolló una versión moderna del eneagrama que se centraba en la personalidad y la psicología humana. Desde entonces, el eneagrama ha sido adoptado por psicólogos, coaches y líderes empresariales como una herramienta útil para entender la personalidad y mejorar el desempeño personal y profesional.

Cada uno de los nueve tipos de personalidad del eneagrama tiene sus propias características, fortalezas y debilidades. Entonces, ¿cómo podés mejorar tu desarrollo profesional según tu tipo de eneagrama? Prestá atención a las siguientes características, identificá cuál sos vos y preparate para cambiar en base a tus necesidades, ¡vamos!

Tipo 1: El Perfeccionista

Si sos un perfeccionista, sos muy consciente de los detalles y te gusta tener todo bajo control. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en la resolución de problemas y en la toma de decisiones efectivas. Aprendé a delegar tareas y a no preocuparte tanto por los pequeños detalles.

Tipo 2: El Ayudador

Si sos un ayudador, sos una persona muy empática y compasiva. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en el desarrollo de relaciones positivas y en la comunicación efectiva. Aprendé a establecer límites y a decir «no» cuando sea necesario.

Tipo 3: El Triunfador

Si sos un triunfador, sos una persona muy ambiciosa y orientada a los resultados. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en establecer metas claras y en desarrollar habilidades de liderazgo. Aprendé a ser más consciente de tus emociones y a equilibrar tu vida personal y profesional.

Tipo 4: El Individualista

Si sos un individualista, sos una persona muy creativa y emocionalmente inteligente. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en desarrollar tus habilidades de comunicación y en aprender a trabajar en equipo. Aprendé a aceptar la crítica constructiva y a no tomarte las cosas demasiado personalmente.

Tipo 5: El Observador

Si sos un observador, sos una persona muy analítica y reflexiva. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en desarrollar habilidades de resolución de problemas y aprender a trabajar en equipo. Aprendé a ser más consciente de tus emociones y a no aislarte demasiado de los demás.

Tipo 6: El Leal

Si sos leal, sos una persona muy fiel y comprometida. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en desarrollar tu confianza en vos mismo y en tus habilidades. Aprendé a ser más proactivo y a tomar la iniciativa.

Tipo 7: El Entusiasta

Si sos un entusiasta, sos una persona muy creativa y aventurera. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en establecer metas realistas y en desarrollar habilidades de organización. Aprendé a no perder el enfoque y a seguir adelante incluso cuando las cosas se ponen difíciles.

Tipo 8: El Protector

Si sos un protector, sos una persona muy protectora y orientada a la acción. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés concentrarte en desarrollar habilidades de liderazgo y en aprender a escuchar y aceptar la opinión de los demás. Aprendé a ser más flexible y a delegar tareas.

Tipo 9: El Pacificador

Si sos un pacificador, sos una persona empática y pacífica que tiende a evitar el conflicto y mantener la armonía en su entorno. Sin embargo, podés tener dificultades para expresar tus opiniones y establecer límites claros. Para mejorar tu desarrollo profesional, debés aprender a ser más asertivo y a tomar decisiones efectivas, así como establecer metas claras y mantener tu motivación. También debés desarrollar habilidades de resolución de problemas y evitar postergar decisiones importantes.

Y vos, ¿con qué tipo te identificaste? ¿Qué estás esperando para darle una oportunidad al cambio? Desde WeRemoto te deseamos mucha suerte en tu camino al éxito, ¡adelante!